Para diagnosticar la tendinitis de Quervain, el médico te examinará la mano para determinar si sientes dolor al aplicársete presión en la muñeca, del lado del pulgar.
El médico también hará una prueba de Finkelstein, en la que flexionas el pulgar sobre la palma de la mano y luego envuelves el pulgar con los dedos. Luego flexionas la muñeca hacia el meñique. Si esto causa dolor en la muñeca del lado del pulgar, probablemente tengas tenosinovitis de De Quervain. Las pruebas de diagnóstico por imágenes, como las radiografías, no suelen ser necesarias para diagnosticarla.

El tratamiento para la tenosinovitis de De Quervain está previsto para reducir la inflamación, conservar el movimiento del pulgar y prevenir la reaparición de la enfermedad.
Si se empieza el tratamiento al principio, los síntomas deberían aliviarse en cuestión de cuatro a seis semanas. Si la tenosinovitis de De Quervain comienza durante el embarazo, es posible que los síntomas dejen de presentarse hacia el final del embarazo o de la lactancia.

Para reducir el dolor y la hinchazón, es posible que el médico recomiende analgésicos de venta libre, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros) y naproxeno (Aleve).