Ten una piel sana usando fotoprotector

La piel se debe cuidar y proteger todo el año, pero hay que tener especial cuidado en los días en los que da más el sol, por lo que vamos a necesitar un fotoprotector tanto para nosotros como para nuestra familia.

Información:

Existen una gran variedad de productos para protegerse la piel, y cada tipo de piel necesita un factor de protección solar que sea el adecuado para su fototipo específico.

Y para elegir un fotoprotector adecuado hay que tener en cuenta el fototipo, la parte del cuerpo que quieres proteger (no son iguales, por ejemplo, la piel de la cara y la de la espalda).

El protector solar acaba perdiendo su efecto protector (suele ser en unas dos horas) por ello cuando vamos a estar expuestos al sol por un tiempo prolongado no es suficiente con darnos una sola aplicación, sino que debemos aplicárnosla con la frecuencia necesaria.

Bebes e infantes:

Para los niños deben usar un fotoprotector pediátrico, específico para pieles infantiles.

Es muy importante no exponer a los bebes muy pequeños al sol directamente (esto no significa que no le pueda dar nada de sol bajo ningún concepto), cuando los sacamos a dar, por ejemplo, un paseo hay que protegerles la piel adecuadamente. Para esto en un primer momento se recomienda el uso de fotoprotectores solares que únicamente contengan filtros físicos pero estos suelen tener un factor algo bajo (de 25 normalmente, ya que si fuera un factor mucho más alto quedaría una capa blanca sobre la piel), mientras no se exponga de forma directa al sol no tiene porque suponer ningún problema; y tampoco supone problema alguno ponerle al pequeño un protector solar con filtros químicos a no ser que presente ninguna reacción alérgica a los mismos.

Si te ha gustado el contenido de este post, también puede interesarte accesorios, camas, muletas, sillas de ruedas y grúas para enfermos. Aquí puedes obtener más información sobre todos los productos ortopédicos que puedes comprar en nuestra web.