Sabías que existe el alquiler andador para adultos?

Igual que nos planteamos alquilar una silla de ruedas cuando sufrimos algún problema que nos impide la movilidad, pero  también tenemos la opción de alquiler andador para adultos.

Cuándo elegir el alquiler andador para adultos

La situación más común en la que se elige el alquiler de un andador para adultos es cuando la persona sufre una lesión que le impide moverse de forma normal. Por ejemplo, en casos de fracturas que se han producido tras  una caída.  Es muy probable que necesitemos utilizar un andador. Para cuando estemos en la  rehabilitación hasta que la lesión o  el problema  se haya solucionado del todo.

Para estas ocasiones, desde Clínicas Ortopédicas ofrecemos el alquiler de andador para adultos. Por periodos de un mes, una medida de tiempo, perfecta para poder ir llevando el proceso de recuperación y elegir si queremos adquirir nuestros andadores  o preferir seguir con el alquiler del andador

Otras ocasiones donde elegir el alquiler andador para adultos

Las personas mayores van perdiendo  la capacidad de sus movimientos con el paso del tiempo. Debido al deterioro de la salud y al debilitamiento de sus músculos y articulaciones. Otras causas pueden llegar a ser accidentes o enfermedades que nos permita tener la movilidad que deseemos. Esto nos lleva adquirir o alquilar andadores para adultos. También pueden ser los problemas del equilibrio, sensación de debilidad general, la aparición de la artrosis, entre otras.

Alquilar un andador para adultos en estos casos es la mejor opción para cerciorarnos de que nuestros seres queridos y se mueven autónomamente de una manera más segura

Modelos de alquiler andador para adultos

Los andadores que ofrecemos son de acero y pueden ser plegados. Para ocupar el mínimo espacio posiblemente  si queremos guardarlo o, por ejemplo, transportarlo en el maletero de un coche. Están compuestos por cuatro patas, teniendo las dos delanteras ruedas para facilitar la movilidad, y las dos traseras tacos que sirven como frenos. Además las empuñaduras son regulables en altura. Por lo que no debemos preocuparnos por necesitar un andador distinto según la altura de la persona que lo vaya a utilizar.

Visita nuestra página para obtener mas información

Para mas información acerca de su condición, visita