¿Has tenido problemas de cadera?

Los problemas de cadera son algo muy común en las personas mayores. Llegado a cierta edad, las personas mayores deben tener cuidado para no lesionarse la cadera puesto que esta va evolucionando de manera que con el tiempo se hace mas frágil y delicada. Sin embargo, no necesariamente hay que ser una persona mayor para sufrir de problemas con la cadera, también puede afectar a personas mas jóvenes.

Algunos consejos para dar solución a los problemas de cadera

Lo primero que debemos hacer es saber detectar el problema. Una de sus manifestaciones es la inflamación, dolor intenso, incapacidad para caminar o gran dificultad para hacerlo, y tener algún tipo de deformación o cojera (tener las piernas con longitudes distintas una respecto a la otra).

Este problema puede generar consecuencias en la vida personal del afectado y la de sus familiares generando un trastorno que trae algunas consecuencias. Pero debemos procurar mantener la calma. Afortunadamente hoy en día podemos beneficiarnos de varias formas de tratamiento que ayudan notablemente a su mejoría.

Cuando una persona sufre rotura de cadera la persona queda inmovilizada. Intentar moverse tras la rotura puede generar fuertes dolores. Por ello es aconsejable que tras este contratiempo tengamos paciencia y evitemos forzar movimientos que puedan ocasionar mucho dolor.

El uso de andador para la rehabilitación del afectado

Empezamos a dar solución al problema, es muy importante seguir las directrices que nos aconseje un fisioterapeuta, o el médico responsable que esté haciendo un seguimiento de nuestro caso.

Debemos empezar hacer uso de un andador para tratar de evitar que el propio peso de nuestro cuerpo este siendo soportado por la cadera. Hay varios tipos diferentes  de estos andadores.

Básico. El paciente tendrá que ajustar la altura para andar, y está formado por cuatro patas que tienen tacos.

Dos posiciones. Este modelo es prácticamente igual que el básico con la única diferencia de que lleva dos ruedas en las dos patas delanteras.

Este tipo de andador también incluye modelos que son más ligeros que otros.

Estos modelos con ruedas son los más adecuados para las personas que se ven totalmente incapaces de levantar el andador del suelo y por tanto les facilita sus desplazamientos.

Consejos para las caderas que ya han sido tratadas o rehabilitadas.

  • Es de suma importancia tener algunas consideraciones en cuenta tras haber recibido ya un tratamiento y/o una rehabilitación de la cadera.
  • Se deberá evitar sentarse en el suelo o sitios que sean bajos, debido al ángulo de las piernas con la cadera, se deberá hacer uso de artilugios tales como elevadores de inodoro.
  • Se recomienda evitar en la mayor medida posible recoger cosas de suelo, para ello se puede hacer uso de unas pinzas especiales que servirán para ayudar a resolver este problema.

En resumen, se necesitara adquirir nuevos hábitos que se adapten al nuevo estilo de vida  mediante elementos que nos ayuden puesto que, la movilidad habrá quedado reducida de forma notable. En clínicas ortopédicas contamos con los mejores profesionales, tanto para guiarles y aconsejarles sobre cómo afrontar esa desafortunada, rotura de cadera.

Para contar con ayuda personalizada, visita nuestra web

Para más información, visita