¿Qué es una rinoplastia?

La rinoplastia se trata de una intervención de cirugía plástica que se realiza para corregir o modificar las estructuras cartilaginosas y óseas de la nariz y así conseguir una armonía facial. Dentro de las cirugías faciales es una de las más demandas.

¿Qué se puede lograr con este tipo de intervención?

  • Cambiar el ángulo nasal.
  • Estrechar las alas nasales.
  • Elevación o modificación de la punta de la nariz.
  • Aumentar o disminuir el tamaño de la nariz.

El principal objetivo será conseguir una mejora estética nasal, naturalidad y una armonización facial. Una cirugía de estas características debe pasar desapercibida, sin aplicar grandes cambios innecesarios ni agresivos, únicamente moldear los aspectos mejorables de la nariz.

Técnicas quirúrgicas: ¿Rinoplastia abierta o cerrada?

Dependiendo de las necesidades y resultados que desee el paciente,  se utiliza la técnica de rinoplastia abierta o la cerrada.

Hay que tener en cuenta el tamaño y proporción de la nariz, además del aspecto funcional, ya que, en ocasiones existen obstrucciones en las válvulas internas nasales que se tratan  colocando unos injertos mediante una abierta y otras que se pueden realizar correctamente con una cerrada.

¿Cuándo se utiliza la rinoplastia de tipo abierta?

En la rinoplastia abierta se realiza una pequeña incisión en la columna nasal para levantar la piel y permite modificar las estructuras de la punta de la nariz de manera directa y acceder más fácilmente a los huesos y cartílagos. Se utiliza para casos más complicados, presente deformaciones o el cirujano no pueda corregir el problema tan fácilmente como en una rinoplastia cerrada.

¿Cuándo se aplica la rinoplastia cerrada?

La cerrada  es una técnica menos invasiva no requiere incisiones externas, por lo que no dejará cicatriz visible. Además, la inflamación y el postoperatorio será menor, logrando así una rápida recuperación.

Para mas informacion, visita nuestra web