Luxación de rótula

La luxación de rótula supone el desplazamiento de ésta fuera su sitio habitual, lo que puede deberse a un traumatismo, el ligamento rotuliano y especialmente en el tendón patelofemoral. Es el que ejerce el 79% de la fuerza necesaria para mantener la rótula en su sitio, lo que contribuiría a que la luxación se produzca de forma recurrente.
Cuando se produce una luxación de rótula, la articulación pierde estabilidad y ello hace que la persona caiga al suelo. Sintiendo un intenso dolor y no pueda doblar la rodilla, apreciándose a simple vista su desplazamiento, ya que la rodilla parece deformada.
Tratamiento de la luxación de hombro

El tipo de tratamiento de la luxación de hombro dependerá de la gravedad de la patología. En cualquier caso, la primera medida es la de reducir la luxación devolviendo la rótula a su ubicación habitual, calmar el dolor e inmovilizar la articulación.