La insuficiencia venosa, también conocida como piernas cansadas

¿Qué son?

La insuficiencia venosa, conocida más comúnmente como, piernas cansadas es el síntoma mas común de la mala circulación, a la mala circulación también se le pueden sumar otros síntomas tales como: dolor generalizado o localizado, hormigueo, calambres, aparición de varices y/o aparición de arañas vasculares. Afecta mayormente a las mujeres y se siente como una especie de pesadez y una sensación de cansancio en las piernas.

Causas

La principal causa de pesadez se da cuando las venas de las piernas son algo débiles y eso hace posible que estas se llenes de sangre, cuando esta sangre debería retornar al corazón.

Los factores de riesgo que podrían ocasionar o favorecer las piernas cansadas:

  • Ser mujer (lo que se debe la mayoría de las veces a los niveles de progesterona relacionados con un desorden hormonal)
  • Un embarazo.
  • La obesidad.
  • La edad.
  • Si se tiene algún antecedente familiar de trombosis.
  • Pasar mucho tiempo sentado (por la circulación).
  • Pasar mucho tiempo de pie (por la circulación).
  • Mala circulación (debido a inflamaciones, problemas tiroideo, insuficiencias cardiacas o hepáticas…)
  • La retención de líquidos y ralentización de la circulación por el consumo de algunos medicamentos (como los antidepresivos, los anticonceptivos o los tratamientos para la presión arterial).

Prevención

Una vez haya sido descartada una condición grave de insuficiencia venosa, que necesitaría tratamiento, por personal médico cualificado; puedes seguir algunas recomendaciones por mejorar tu circulación.

  • Hay muchas personas que por sus trabajos pasan muchas horas de pie por su trabajo y al final del día notan esa sensación de hormigueo y cansancio en pies y piernas, cuando termines tu jornada laboral túmbate 20 minutos con las piernas en alto (sobre todo si este es tu caso).
  • Utiliza geles específicos para piernas cansadas, como geles fríos y/o geles de aloe vera.
  • Evita los zumos procesados, los refrescos y las bebidas azucaradas en general.
  • Disminuye tu consumo de sal.
  • Consume alimentos ricos en fibra en especial verduras de hoja verde y vegetales.

Tratamiento

Si sientes muy a menudo las piernas cansadas y los síntomas son persistentes consulta con un medico cual debería ser tu tratamiento:

  • Ablación; es una técnica con la que se intenta que la vena y desaparezca con el tiempo a través del calor.
  • Angioplastia; es un procedimiento en el cual se abre la vena que está bloqueada o dañada y se introduce un pequeño globo para que desobstruya y ensanche la vena para mejorar la circulación, y finalmente para evitar que se vuelva a comprimir se introduce una malla mecánica.
  • Derivación; en este procedimiento se redistribuye el flujo de sangre en la vena obstruida mediante una cirugía.
  • Escleroterapia; para que la vena se endurezca y desaparezca se procede a inyectar una sustancia química o una solución salina.
  • Microfeblectomía; esta es una técnica mínimamente invasiva y se utiliza para tratar las venas de mayor tamaño, a través de pequeñas incisiones se extrae la vena.

Las prendas de compresión

Si no presentas ninguna patología ni linfática ni venosa pero en tu familia hay antecedentes de problemas circulatorios es recomendable que uses unas medias preventivas o unas medias de retorno venoso (que son un tipo de prendas que debido a su efecto compresivo ayuda, con la acción de la musculatura a mejorar el retorno venoso de la sangre al corazón, es decir que, estimula la circulación). La correcta oxigenación de los tejidos facilitada por la mejora de la circulación produce al final del día una sensación de alivio y que el cansancio y el hormigueo desaparezcan.

Si te ha gustado el contenido de este post, también puede interesarte accesorios, camas, muletas, sillas de ruedas y grúas para enfermos. Aquí puedes obtener más información sobre todos los productos ortopédicos que puedes comprar en nuestra web.