¿En qué se diferencian un scooter para mayores y una silla de ruedas eléctricas?

 

Para empezar, en primer lugar, explicaremos la definición de silla de ruedas eléctrica y de un scooter para mayores, después en qué se diferencian un scooter para mayores y una silla de ruedas eléctricas.

La silla de ruedas eléctrica es un dispositivo técnico utilizado por personas con una discapacidad motriz que implica reducir los movimientos del cuerpo o perdida. Las sillas de ruedas permiten desplazar a personas que tienen una movilidad reducida causados por una lesión o enfermedad física como puede ser la tetraplejia, paraplejia o por una enfermedad psicológica.

El scooter para mayores es un dispositivo utilizado por personas con una discapacidad motriz que implica reducción o pérdida de los movimientos del cuerpo que cuenta con dos ruedas, parecido a una moto, pero su concepto y su estructura son muy diferentes. Los scooter para mayores permiten desplazar a personas que tienen una movilidad reducida causados por una lesión o enfermedad física como puede ser la tetraplejia, paraplejia.

Diferencias entre los scooter para mayores y las sillas de ruedas eléctricas

 

Estos vehículos individuales que favorecen la movilidad de las personas. Ya sea de forma permanente o parcialmente, les puede surgir una gran duda: ¿Qué es mejor un scooter para mayores o una silla de ruedas eléctrica? Aunque a primera vista pueda parecer que cubren las mismas necesidades y que hay pocas diferencias entre ambos, la verdad es que existe una gran diferencia entre estos dos vehículos. Mientras que uno está pensado para lugares interiores y otros para lugares exteriores se pueden utilizar en cualquier lugar accesible. Aunque ambas tienen el mismo objetivo que es movilizar a las personas. A continuación, detallaremos qué necesidades cubren estas dos y qué diferencias existen entre ellas.

El tamaño de un scooter para mayores y de una silla de ruedas eléctrica. A pesar de que ambos vehículos se mueven con bastante facilidad en el exterior como interiores. Existen diferencias entre los dos vehículos en este aspecto. Por un lado, un scooter para mayores tiene un tamaño más grande y el asiento más vertical que las sillas de ruedas eléctricas. Esto permite que las personas que usen scooter para mayores tengan mayor visión de su entorno. También la longitud del scooter para mayores es mayor. Por lo cual, en sitios reducidos es complicado por el tamaño hacer maniobras en cambio las sillas de ruedas eléctricas se adaptan mejor a interiores, donde los espacios son más reducidos.

La autonomía de un scooter para mayores y de una silla de ruedas eléctrica. Las autonomías de las sillas de ruedas eléctricas son mayormente utilizadas por personas con una discapacidad motriz que requiere moverse sin la necesidad de hacer el movimiento manualmente. Mientras que el scooter para mayores tiene una mayor autonomía que las de sillas de ruedas. Permiten el desplazamiento de personas que tienen una movilidad reducida por largas distancias.

La adaptabilidad de un scooter para mayores y de una silla de ruedas eléctrica. En cuanto a la adaptación, la silla de ruedas le saca una gran ventaja al scooter para mayores. Y es que una silla puede contar con muchos elementos para cubrir las necesidades dado a su dueño y adaptarse a él. Además, las sillas de ruedas se pueden desplegar y guardar con mayor facilidad que los scooter para mayores en un coche. De este modo, se puede transportar de un lugar a otro es mucho más simple y práctico para la movilización de estos dos vehículos.