Descubre los usos medicinales del olivo.

Introducción

El olivo posee importantes propiedades medicinales tanto en sus hojas como en su aceite (extraído de sus frutos, las aceitunas). El árbol del que se obtienen las aceitunas, el olivo también conocido como aceituno, es nativo de Siria y Asia aunque hoy en día donde más se cultiva es en los países mediterráneos y en algunos países de América del Sur.

El aceite del olivo

El aceite del olivo se extrae de la aceituna, el fruto del olivo, (también empleado en gastronomía); y destaca su componente de ácido graso instaurado, ácido linoleico y ácido oleico, lo que contribuye a prevenir la angina de pecho, reducir la presión arterial y tratar la arterioesclerosis; puede hacer aumentar la producción de orina, lo que a su vez elimina impurezas, porque tiene funciones diuréticas; ayuda a bajar la fiebre; muy útil para tratar un hígado inflamado, la diabetes y los cálculos biliares porque es un antiglucémico; puede aliviar las hemorroides; y contribuir a curar llagas, heridas y/o cualquier afección de la piel; también estimula la circulación; puede ayudar a que las molestias relacionadas con la etapa de dentición en los infantes disminuyan; emplearse para mejorar el estreñimiento y mejorar los problemas digestivos; puede ser de ayuda en la prevención de la rosácea; permite la absorción de algunas vitaminas; incluso ayuda a controlar y bajar el colesterol, cuidado así del sistema cardiovascular; y también puede aporta brillo, fuerza y suavidad a el cabello, la piel y las uñas.

Las hojas del olivo

Se cree que su uso medicinal comenzó en el antiguo Egipto, donde la hoja de olivo se consideraba un símbolo divino y un remedio para combatir la fiebre muy popular. Hoy día ha vuelto a tener relevancia por los diversos beneficios que posee y benefician a los sistemas cardiovascular e inmunológico. La gran cantidad de aplicaciones para la salud ha llamado la atención de los investigadores, gran parte de los beneficios que posee se le han atribuido a la oleuropenía (también es lo que le da a las aceitunas ese sabor ligeramente amargo). La hoja de olivo es una gran fuente de oleuropenía, por lo que no es necesario consumir una ingente dosis de aceite para que te proporcione la oleuropenía, basta con consumir algo de extracto de las hojas del olivo (preparándose un té con ellas, por ejemplo). Entre sus beneficios para la salud se encuentran: el hecho de que se puede usar, gracias a las propiedades antifúngicas, antiparasitarias y antibacterianas asociadas a la oleuropenía , para tratar diversas infecciones de bacterias y/o hongos tras una cirugía; que es ideal para  las ulceras del estomago, la difteria, las infecciones del tracto urinario, la gripe, la tuberculosis, la encefalitis, la hepatitis B, la gonorrea, la malaria, el botulismo, el herpes, la meningitis y el síndrome de fatiga crónica; puede previene ciertos tipos de cáncer; puede reducir la glucosa en sangre; puede ayudar a controlar nuestro sistema cardiovascular; puede prevenir ante enfermedades degenerativas; ser de utilidad contra la artritis; es poseedor de propiedades antivirales; y puede ayudarnos a fortificar nuestro sistema inmunológico.

Si te ha gustado el contenido de este post, también puede interesarte accesorios, camas, muletas, sillas de ruedas y grúas para enfermos. Aquí puedes obtener más información sobre todos los productos ortopédicos que puedes comprar en nuestra web.