Comprende el síndrome de Sjögren

Explicación inicial:

El síndrome de Sjögren es una enfermedad reumática (es decir, se relaciona con la alteración del sistema inmunológico y el desgaste del aparato locomotor; las enfermedades reumáticas afectan a los tendones, músculos, huesos, ligamentos y articulaciones) de tipo inflamatoria que afecta y destruye las glándulas que producen humedad en el cuerpo (las glándulas exocrinas), causando sequedad en varias zonas del cuerpo: se resecan la boca, los ojos (poniéndose rojos) y también se puede resecar la piel, la garganta y las zonas genitales; de forma más grave esta enfermedad es posible que afecte a otras partes del cuerpo como los riñones o los pulmones. Es posible que si padeces esta enfermedad presente ciertos síntomas como el enrojecimiento, la inflamación y el dolor en la zona a la que afecta la enfermedad y en su forma más grave la perdida de función de la misma.

Causas del síndrome de Sjögren:

El síndrome de Sjögren es un trastorno autoinmunitario (en los trastornos autoinmunitarios el cuerpo ataca al tejido sano, por algún error; se desconoce la causa de estos trastornos), lo que sabemos es que es diferente para los individuos que padecen el síndrome de Sjögren, pero no tiene otros enfermedades, que en las personas que además de ello conviven con otra enfermedad reumática.

El síndrome de Sjögren afecta a:

Suele afectar mayormente a mujeres que ya han pasado por el periodo de la menopausia.

Complicaciones del síndrome Sjögren:

Existen complicaciones que pueden derivar de los síntomas de este síndrome, los más usuales tienen relación con la boca y los ojos y son:

Problemas bucales (por la boca)

  • Caries (porque con la boca seca, es decir, sin una correcta producción de saliva que sirva como protección para los dientes, favorece su aparición).
  • Candidiasis bucal (una infección causada por hongos en la boca).

Problemas de vista (por los ojos)

  • Visión borrosa.
  • Sensibilidad en los ojos.

Unas complicaciones menos usuales son el cáncer de ganglios linfáticos, inflamación de riñones, pulmones o hígado y/o problemas en los nervios como el entumecimiento o el hormigueo.

Diagnostico del síndrome Sjörgren:

Para hacer el diagnostico el médico realiza algún análisis de sangre, biopsias, un examen físico y pruebas en los ojos y la boca. Acude a un especialista si presentas alguno o varios de los síntomas, para que te examine para dilucidar que te ocurre, y acude de nuevo si observas que el cuadro clínico que presentas es más severo.

 

Si te ha gustado el contenido de este post, también puede interesarte accesorios, camas, muletas, sillas de ruedas y grúas para enfermos. Aquí puedes obtener más información sobre todos los productos ortopédicos que puedes comprar en nuestra web.