Alteraciones de la región cervical

Los dolores en la región cervical pueden ser peligrosos ya que pueden suponer la aparición de lesiones.

El cuello por su flexibilidad es más propenso a desgastarse y a tener lesiones por sobre estiramientos pudiendo provocar escoliosis.
La región cervical se encarga de sujetar la cabeza y de enlazar con la columna vertebral que es la encargada de controlar el movimiento de las partes del cuerpo.

Algunos de los signos que predicen alteraciones de la región cervical son:
• La debilidad, pérdida de fuerza o sensibilidad.
• Letargo o confusión
• La fiebre
• Sufres sudores nocturnos
• Molestias torácicas
• Espasmos musculares

Hay otros tipos de lesiones que son menos frecuentes pero son de las más graves, entre ellas:
• Infección de los huesos o tejidos adyacentes
• Meningitis
• Infarto de miocardio
• Desgarro en el revestimiento de una arteria del cuello

Los tratamientos pueden ser varios pero en el caso de ser un esguince, una distensión muscular, u otras lesiones musculo-esqueléticas este suele ser la ingesta de paracetamol u otro antiinflamatorio para aliviar el dolor causado por la lesión.