Evitar lesiones

Evitar lesiones.

Si has sufrido alguna vez en tu vida algún tipo de dolor en una articulación es porque no has podido evitar las posibles lesiones de tu ejercicio. Estos dolores aparte de ser bastantes molestos por ser un tipo de dolor duradero solo se quitaran completamente con el tratamiento adecuado. Para realizar un tratamiento adecuado hay que realizar una serie de medidas médicas que te recomendaran a parte de un largo reposo y si eres deportista estos largos periodos suelen ser terribles. En este post te vamos a enseñar cómo evitar las lesiones más comunes.

El calentamiento.

El calentamiento es una parte imprescindible a la hora de evitar lesiones, puede que pienses que no tienes tiempo pero realmente el que puedes perder por una lesión es muchísimo mayor. Un correcto calentamiento antes de hacer cualquier tipo de ejercicio nos proporciona una serie de beneficios a tener muy en cuenta.

  • Flujo sanguíneo: El aumento del flujo sanguíneo tras un calentamiento nos ayudara a preparar el cuerpo para evitar lesiones. Gracias al aumento del flujo los músculos los tendremos más oxigenados esto es importantísimo a la hora de realizar un entrenamiento o un ejercicio durante largo rato.
  • Mayor elasticidad: El calentamiento acompañado de unos adecuados estiramientos preparara al cuerpo para realizar las tareas necesarias haciendo que los músculos estén más sueltos.
  • Mayor relajación y concentración: Esto puede ser una tontería pero al preparar nuestro cuerpo conseguimos estar menos pendientes de las posibles lesiones y así podremos concentrarnos más en el ejercicio que estamos realizando y los músculos que queremos hacer funcionar.

El calentamiento puede consistir en un ejercicio cardiovascular de unos 15 minutos, esto es tiempo suficiente para que el cuerpo se preparare adecuadamente. Los ejercicios más comunes que se suelen realizar son andar, trotar o correr y siempre tienen que ir acompañados de unos estiramientos adecuados.

El estiramiento.

El estiramiento consiste en hacer que nuestros músculos queden en tensión, sin llegar al dolor pero notando que se estiran hasta su límite. Estos estiramientos son beneficiosos para evitar lesiones porque mejoran la elasticidad del cuerpo preparándolo para realizar los ejercicios que hagan falta. Los músculos principales que debemos estirar son los del tren inferior y la espalda, como las pantorrillas, muslos, muslos posteriores y espalda.

El uso correcto del cuerpo.

Es importantísimo para evitar cualquier tipo de lesión evitar el uso incorrecto de nuestra musculatura. Para utilizar correctamente nuestra musculatura tenemos que ser primero de todo, conscientes de nuestros límites, las lesiones más comunes suceden porque forzamos en exceso nuestro cuerpo por encima de sus límites.

Otra de las medidas a tener en cuenta es la nutrición, aparte de también estar hidratado correctamente. Si nuestra alimentación es incorrecta los nutrientes que nuestros músculos necesitan no les llegaran haciendo que estos se fuercen más de lo necesario.

Mejorar nuestro flujo sanguíneo.

Para mejorar nuestro flujo sanguíneo una de las medidas que suelen realizar para una mejor recuperación muscular es darse masajes. Los masajes son positivos en nuestro cuerpo sobre todo en aquellos músculos que han sido sobre cargados. Estos consiguen activar el flujo sanguíneo ayudando a oxigenar mejor los músculos y ayudando en su recuperación.

Otra medida a tener en cuenta es el adecuado descanso, cuando realices cualquier tipo de ejercicio es importante no forzar los músculos. Después de cada serie que realices es importante dejar un descanso adecuado para que el musculo pueda oxigenarse correctamente y poder funcionar correctamente.