COMO TRATAR LA FRACTURA DE CLAVÍCULA

 

Normalmente las fracturas de clavículas se suelen provocar con golpes que son directos sobre estas o en una caída donde la clavícula ha sufrido todo el impacto. Estas fracturas van aumentando sus probabilidades de darse a medida que las personas se van haciendo mayores.

La parte positiva es que normalmente estas fracturas quedan bien soldadas tras su tratamiento y no suelen quedar secuelas. Hoy en día los médicos prefieren realizar una operación en la mayoría de los casos cuando se trata de este tipo de fractura ya que se ha demostrado que el hueso termina soldando mejor además de acortar notablemente el tiempo de recuperación.

Esta cirugía se recomienda cuando en el tercio distal, el hueso que ha sido  fracturado se movido de su lugar, un hecho que ocurre con demasiada frecuencia. De igual manera el traumatólogo deberá decidir cuál es la solución más apropiada basándose en algunos de los factores personales de cada paciente.

En algunos casos más especiales, tanto las que han sido sometidas a operación como las que no lo han sido hay veces que existe la posibilidad de que el hueso no suelde bien, en estos casos estaríamos hablando de una pseudoartrosis de clavícula. En casos como este, debemos tratar de realizar una operación para lograr que esta unión tenga éxito, y también aplicar la osteosíntesis correcta complementada de una  placa y tornillos, también habrá que realizar injerto de hueso u otros tratamientos para la curación de la zona. Las placas aunque son algo superficial, el tiempo que un paciente debe permanecer con ellas está estimado entre 1 y 2 años por norma general.

Durante los primeros días de recuperación  es muy recomendable como tratamiento analgésico la aplicación de hielo en la zona del hombro. El uso de un cabestrillo que ayude a tener el hombro en reposo debería de ser de unos 15 días y después estar entre 4 y 6 semanas antes de empezar a coger peso y hacer vida normal.

El tiempo aproximado que se calcula para que una persona se recupere de forma correcta  dependerá en función de la edad que el paciente tenga, este periodo está comprendido entre 4 y 10 semanas por regla general. Durante dos semanas es de crucial importancia el uso de un cabestrillo para que después de este periodo se proceda a la rehabilitación.

Es importante tener en cuenta que hay que realizar movimientos de amplitud que vayan mejorando la movilidad y por tanto la recuperación de la clavícula y si fuera necesario  acudir a un fisioterapeuta para que nos ayude a completar la rehabilitación de forma correcta y que podamos continuar haciendo vida normal.