¿Qué es un esguince y que lo provoca?

Debido a un movimiento forzado en nuestro cuerpo se producirá un esguince como lesión articular, a continuación te enseñaremos los tipos de esguinces y sus características.

El tobillo es una de las articulaciones más importantes ya que une  los huesos tibia, peroné y astrágalo, haciendo que mantengamos el equilibrio. Existen unos cuantos ligamentos que unen estos huesos, los de la parte exterior suelen ser los que se lesionan con mayor frecuencia. Estas lesiones pueden ser leves como un traumatismo o graves como una colagenopatía. Para identificarlas es tan sencillo como descansar un rato la zona manteniendo reposo, si vemos que el dolor no mengua puede ser que se haya producido una pequeña rotura o una rotura completa.

En estos casos es recomendable la aplicación de frio a través de un trapo con hielo para aliviar la zona afecta y evitar la inflamación provocada por la lesión. Para ayudar a los ligamentos a que se curen antes podemos aplicar calor y frio en la zona afectada alternándolo continuamente y acabando siempre con el frio.

Tipos de esguinces de tobillo

  • Grado 1: Es el tipo más leve de esguince por la distensión que se produce parcialmente en los ligamentos. La recuperación de este esguince de un modo total no deja secuelas y la movilidad no se ve afectada.
  • Grado 2: En este caso se ha producido una rotura parcial o total del ligamento, siendo el dolor intenso, en este caso la movilidad si se verá afectada. El tiempo de recuperación es más largo y requiere de unos mayores cuidados.
  • Grado 3: Implica un rotura total del ligamento y una lesión de hueso. Para poder proceder a la recuperación completa se requerirá hacer una cirugía ya que este grado de esguince produce gran inestabilidad y dolor.

Tipos de tobilleras.

Para ayudar a que ni la articulación del tobillo ni los ligamentos dañados en su interior se muevan demasiado es recomendable utilizar tobilleras. Estas nos proporcionan una segura sujeción de una forma cómoda e indolora.

Para los esguinces más leves es recomendable el uso de una tobillera de neopreno. Estas son cómodas y nos proporcionan una buena sujeción.

También existe tobilleras que podremos utilizar para la prevención de las lesiones. Estas son frecuentemente utilizadas por personas que hacen mucho deporte, ayudándolas a que el tobillo no sufra en exceso.

Tambien te puede interesar:

Alquiler de muletas y bastones ingleses

Rehabilitación

Alquiler de sillas de ruedas

 

Menú